17
Dic 17

                                                   

                                                                                              EDITORIAL

Cinco ediciones de nuestra revista atestiguan que hemos recorrido un pequeño camino. En él hemos reencontrado a viejos amigos, pero también hemos conocido a otros muchos. Y aunque parezca contradictorio pesan más, en una hipotética balanza, las sonrisas, el buen trato, la alegría, tan sutiles y ligeras, que cualquier dificultad que hayamos podido encontrar. Y ¡hay tanto talento!, ¡tanta gente valiosa!

Anímate, sal, pasea, ve al teatro, a aquellos sitios donde puedas escuchar música en directo, vive, disfruta… ¡Vive!

Déjate inspirar por nuestros músicos, nuestros poetas, escritores, actores, directores, artistas… y por la buena gente. ¡Siente! Con poco lo puedes hacer… ¡hay tantas opciones!

Nosotros te avisamos: en sólo cinco números hemos visto luz suficiente para iluminar un planeta.

Y por sobre todo, no perdamos la sonrisa. O ya puestos, no perdamos la risa. Esa que es más sonora, que se eleva, que contagia a otros… Si hace tiempo que no te ríes a carcajadas, que no lloras de la risa… algo no estamos haciendo bien. Decía Silo en su libro Humanizar La Tierra: “… Yo, en todo verdadero sabio, he visto un niño que corretea en el mundo de las ideas y las cosas, que crea generosas y brillantes burbujas a las que él mismo hace estallar. En los chispeantes ojos de todo verdadero sabio, he visto danzar hacia el futuro, los pies ligeros de la alegría.”
Así queremos afrontar el futuro, con los pies ligeros de la alegría, porque jamás la gravedad nos dio buenas soluciones. Citando a Eduardo Galeano: “La felicidad es el camino; así que atesora cada momento que tienes (…) y recuerda que el tiempo no espera por nadie... así que deja de esperar hasta que bajes cinco kilos, hasta que te cases, hasta que te divorcies, hasta el viernes por la noche, hasta el domingo por la mañana, hasta la primavera, el verano, el otoño o el invierno o hasta que te mueras, para decidir que no hay mejor momento que éste para ser feliz... la felicidad es un trayecto, ¡no un destino!”

Hemos visto la alegría en lugares donde aparentemente no tenían nada… y alguien puede preguntarse ¿por qué ríen? Porque saben que cada momento es sagrado.

Tu intención es mayor que cualquier dificultad y tu sonrisa, la mayor rebeldía.
¡Rebélate hoy con nosotros!

Paz, Fuerza y Alegría, para todos.

 

 

 

 

Haznos llegar tus opiniones y artículos a: sermasmagazine@gmail.com o llama y deja tu mensaje: 928 076 304